La limpieza del suelo una vez finalizada su colocación

El lavado después de la colocación es una fase de fundamental importancia para todos los trabajos posteriores y para el mantenimiento del piso.
Si la limpieza no se realiza correctamente, la superficie del piso quedará con aureolas u opacada y tenderá a ensuciarse con mayor facilidad, ya que los residuos de la colocación no eliminados son propensos a retener la suciedad.
Con el lavado ácido después de la colocación se eliminan los residuos de colocación y la suciedad normal de obra: argamasa, cola, pintura, suciedad de obra de distinta naturaleza.
Antes de realizar esta operación, es importante proteger el material sellador que se ha utilizado para las juntas, mojándolo con agua. Salvo que el fabricante del sellador indique otra cosa, en caso de estucados de cemento sin aditivos, la limpieza después de la colocación del piso se debe realizar a los 4 - 5 días, con las juntas secas.
No esperar demasiado para realizar esta limpieza: cuanto más tiempo pase desde la maduración de las juntas, más dificultosa resultará la eliminación de los residuos de colocación y estucado. No utilizar nunca detergentes a base de ácido fluorhídrico: es el único ácido que puede mellar la superficie de las baldosas de manera irreversible.
Atenerse a las siguientes tablas para la limpieza y el mantenimiento de los productos Keope con acabado natural, estructurado y lapado.

Referencias de los fabricantes de los detergentes: